La espalda es una estructura intrincada de huesos, músculos y otros tejidos que se extienden desde el cuello hasta la pelvis.

lesiones de espalda

Las lesiones en la espalda pueden ser consecuencia de lesiones deportivas, trabajos en la casa o en el jardín o una sacudida repentina, como en un accidente de tránsito. La parte baja de la espalda es el sitio más común de las lesiones y del dolor de espalda. Algunas de las lesiones de espalda más comunes son:

  • Torceduras y distensiones
  • Hernias de disco
  • Vértebras fracturadas

Estas lesiones pueden causar dolor y limitar los movimientos. Los tratamientos varían, pero pueden incluir medicamentos, frío, reposo en cama, fisioterapia o cirugía. Usted podría evitar algunas lesiones de espalda si mantiene un peso saludable, utiliza el apoyo de las piernas cuando levanta objetos y usa un soporte para la parte baja de la espalda cuando se sienta.

Torceduras y distensiones.

Una torcedura es la torsión o estiramiento de un ligamento. Los ligamentos son tejidos que conectan los huesos de una articulación. Las caídas, las contorsiones o los golpes pueden causar una torcedura. Las torceduras del tobillo y la muñeca son comunes. Los síntomas incluyen dolor, inflamación, hematomas e incapacidad para mover la articulación. Puede sentir un chasquido o un desgarro cuando la lesión ocurre.

Las distensiones son músculos o tendones estirados o rotos. Los tendones son tejidos que conectan los músculos con los huesos. Torcer o estirar estos tejidos puede causar una distensión. Las distensiones pueden ocurrir repentinamente o desarrollarse con el tiempo. Las distensiones de los músculos de la espalda y los isquiotibiales son comunes. Muchas personas sufren distensiones cuando practican deportes. Los síntomas incluyen dolor, espasmos musculares, inflamación y dificultad para mover el músculo.

Al comienzo, el tratamiento de las torceduras y las distensiones suele incluir el reposo del área afectada, hielo, uso de vendas o compresión del área y medicinas. El tratamiento posterior puede incluir ejercicios y fisioterapia.

Hernia de disco.

La columna vertebral está formada por 26 huesos llamados vértebras. Entre éstas hay discos blandos rellenos de una sustancia gelatinosa. Estos discos amortiguan a las vértebras y las mantienen en su lugar. Una hernia de disco es un disco que se desplaza fuera de su lugar o se rompe. Si ejerce presión sobre un nervio, puede causar dolor de espalda o ciática.

Los síntomas incluyen:

  • Dolor de espalda que se extiende hacia las nalgas y las piernas, cuando el disco herniado se encuentra en la parte baja de la espalda.
  • Dolor en el cuello que se extiende hacia los hombros y la parte superior de los brazos, cuando la hernia se encuentra en la parte superior de la espalda.
  • Hormigueo o entumecimiento.
  • Espasmos musculares o debilidad

Con tratamiento, la mayoría de las personas se recupera. La recuperación puede tomar mucho tiempo. Los tratamientos incluyen reposo, analgésicos y antiinflamatorios, fisioterapia y, algunas veces, cirugía. Perder peso también puede ayudar.